Cuéntanos tu idea

Diferencias entre el Modelo de Utilidad y las Patentes

Tras casi una década diseñando y fabricando prototipos funcionales, trabajando codo con codo con más de 300 inventores y departamentos de innovación de grandes corporaciones, hemos resumido en 4 preguntas básicas, las principales diferencias entre el Modelos de Utilidad y las Patentes. Lamentablemente, como ya hemos descrito en nuestro Consejo para Inventores “El Modelo de Utilidad. La falsa adrenalina de los Inventores El Modelo de Utilidad. La falsa adrenalina de los Inventores” quedan evidenciadas las principales motivaciones para que no se hable con suficiente claridad sobre estas diferencias entre el Modelo de Utilidad y las Patentes. ¡A por ello!

  • ¿Qué es un Modelo de Utilidad y qué es una Patente?

Según la Oficina Española de Patentes y Marcas, “El Modelo de Utilidad protege invenciones con menor rango inventivo que las protegidas por Patentes, consistentes, por ejemplo, en dar a un objeto una configuración o estructura de la que se derive alguna utilidad o ventaja práctica.” Con este método de fabricación, podremos proteger de forma concreta, cambios mecánicos o de forma que representen una mejora en el uso de productos o herramientas ya existentes. A diferencia de una Patente, con el Modelo de Utilidad, no te proteges de que otras empresas o inventores comercialicen el producto base, o que apliquen nuevas invenciones sobre el mismo. De forma exclusivas, estás protegiendo las mejoras que reivindicas sobre el producto ya existente en el mercado. 

En el caso de las Patentes “…es un derecho otorgado por el Estado (o una autoridad pertinente) a un inventor, de modo que este sea el único autorizado para explotar y obtener ganancias de sus invenciones durante un período de tiempo limitado.” Como habrás leído, la Patente representa el único método de protección legal que sitúa al inventor, como propietario exclusivo del invento y por tanto único beneficiario de cualquier ganancia que se genere del invento. 

  • ¿Quién y cómo se concede un Modelo de Utilidad y una Patente?

No es casual que, en el concepto de Patente, se haga alusión a que “…es un derecho otorgado por el Estado…” y en el caso del Modelo de utilidad, no se mencione, a pesar de que en ambos casos el título se entrega por la Oficina Española de Patentes y Marcas. ¿Cuál es el truco?

En el caso de las Patentes, existe un análisis riguroso sobre el estado de la técnica, es el propio Estado quien se encarga de determinar el nivel de invención real que hay en nuestra propuesta. De la misma forma, es el Estado, a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas, quien se encarga de estudiar los antecedentes que puedan existir en el mundo sobre nuestro invento y a partir de su análisis, determinar si otorga la Patente o no. 

En cambio, el proceso de concesión de un Modelo de Utilidad, no cuenta con el mismo nivel de implicación del Estado, ya que su aprobación depende de las posibles objeciones que puedan presentar otros inventores. A diferencia del caso de las Patentes, el Modelo de Utilidad se publica en el BOE y, si en 2 meses nadie ha puesto una queja, te otorgarán el título de Modelo de Utilidad sin mayores complicaciones. 

Dicho de otra manera, por ejemplo, si presentamos a un proceso de obtención de Patente una taza de café que mantiene caliente su contenido, la Oficina de Patentes y Marcas no tardará ni medio segundo en rechazar nuestra propuesta, mientras que, si solicitamos un Modelo de Utilidad sobre este mismo invento y nadie se queja en 60 días, obtendremos el título. Por supuesto, esto no garantiza que no estemos pisando una Patente existente o que realmente ni diluye la mayoría de riesgos que seguramente, como inventor, te quitan el sueño. 

  • ¿Cuánto cuesta solicitar una Patente y cuánto un Modelo de Utilidad? 

Tanto en el caso de las Patentes, como en el del Modelo de Utilidad, es importante tengas en cuenta que su mantenimiento está sujeto al pago de unas tasas recurrentes, cada año. En cambio, para definir un patrón de comparación claro, vamos a ceñirnos a los costes asociados a la solicitud de ambos títulos. 

En el caso del Modelo de Utilidad, los costes de la tasa de solicitud, ronda los 101 €, mientras que, según nuestra experiencia, en el mercado, los profesionales del sector suelen cobrar a los inventores entre 1500 € y 2.000 € por los servicios de desarrollo de la documentación, dibujos necesarios y presentación de la solicitud. 

En el caso de las Patentes, las tasas básicas tienen un coste superior a los 1.200 €, mientras que, la contratación de los servicios profesionales varía mucho, ya que los servicios de preparación requieren un nivel de esfuerzo muy superior al de un Modelo de Utilidad. Según nuestra experiencia, hemos recibido clientes con Patentes, por las que, en el proceso de solicitud, han invertido entre 15.000 € y 30.000 €.

  • ¿En qué países protege una Patente y en cuáles, el Modelo de Utilidad?

El nivel de protección internacional que ofrece una Patente, puede ser ilimitado. Recordemos que, en el momento de solicitar una Patente, en cualquier país del mundo, es el Estado (o una entidad que le represente) quien está obligado a realizar un estudio de antecedentes a nivel mundial, antes de emitir el título. Por tanto, el inventor podrá solicitar la internacionalización de la Patente, en tantos países como determine y esté dispuesto a pagar. 

En cambio, en el caso del Modelo de Utilidad, solo tiene impacto nacional. En cambio, si el nivel de la propuesta de innovación fuera suficiente como para optar por una Patente, podría hacerse durante un plazo determinado. En cambio, según nuestra experiencia, la mayoría de los Modelos de Utilidad que se otorgan, carecen de novedad, por tanto, no son patentables. Cabe resaltar que el inventor, además de intentar solicitar una Patente después de tener un Modelo de Utilidad, camino que es muy improbable, podría solicitar Modelos de Utilidad en los países donde existe este concepto o método de protección. En cada uno de ellos, tendría que iniciar el proceso de forma independiente. 

Las solicitudes de Patentes y Modelos de Utilidad han mantenido un ritmo muy similar durante los últimos años, pero, solo el 25% de las Patentes presentadas, llegan a aprobarse, mientras que, en el caso del Modelo de Utilidad, esta cifra alcanza el 70%. Comportamientos que evidencian el nivel de rigor asociado al proceso de obtención de una Patente frente al rigor que supone la obtención de un título de Modelo de Utilidad. 

Tomando como referencia los argumentos anteriores, estoy seguro que no te sorprenderán los gráficos proyectados. 

Solicitudes

Modelo de Utilidad

Concesiones

Modelo de Utilidad

La identificación y exposición de diferencias entre los Modelos de Utilidad y las Patentes, no significa que consideremos el Modelo de Utilidad es una herramienta inútil, en algunos casos, es el método óptimo y suficiente para proteger los inventos, en cambios, si es muy relevante que conozcas estas diferencias, con el fin de que, a la hora de contratarlo, tengas muy claro en qué consisten sus diferencias.