Cuéntanos tu idea

Patente o el prototipo

Lo prometido es deuda! Ya formas parte de nuestra comunidad de inventores.
Me prometí ayudar a inventores que como tú, en esta ocasión no han podido trabajar con nosotros. 
 
No encontré mejor forma que enviarte los fines de semana, algún consejo fundado en lo que vamos aprendiendo junto a nuestra propia comunidad de inventores.
 
Aquí va el primer tema …el huevo o la gallina… 

Así es, me refiero a la gran pregunta del inventor ¿Qué se hace primero, la patente o el prototipo?
Es muy probable que no tengas dudas: “la patente”. 
 
Ahora lee con atención el caso de Paco:
 
Paco trae a Prototécnica una gran idea para que la transformemos en un prototipo funcional. 
 
Tras analizar los detalles del invento patentado por Paco, concluimos que:
  • Paco ha identificado una gran oportunidad en el mercado.
  • El producto que se describe en la patente, es inviable técnicamente.
  • Hay mejores formas y tecnología disponible para convertir el producto de Paco en una realidad. 
Este escenario, lamentablemente, es más común de lo que imaginas. Por ello,, he decidido compartir contigo estos 3 consejos:
  1. Ni las patentes ni los Modelos de Utilidad se modifican. Si no quieres tirar el dinero, debes estar muy seguro de haber construido lo correcto antes de protegerlo legalmente. 
  2. Tener un título de Modelo de Utilidad, no es garantía de que funcione técnicamente.
  3. Los Modelos de Utilidad “AMPLIOS” como nos venden muchas veces, no valen para nada. Es como decir: vamos a crear un Modelo de Utilidad que no diga nada para que nadie se sienta identificado. Eso no es innovar, muchos menos proteger.
Un abrazo!
Erick Remedios